• Gabriel Zaldívar

Consulta tu horóscopo

Una industria que genera poderosas utilidades es la del horóscopo.


El producto predicciones, patrones de comportamiento a seguir, consejos y soluciones en función de la fecha de nacimiento, así como visiones sobre el amor, el dinero, la salud y el trabajo es un gran negocio.


Lo encontraremos en un párrafo de texto o en kilométricas descripciones de centenares de páginas agrupadas ya sea en un libro por cada horóscopo o todos en uno. También disponemos de la edición especial de horóscopos de las “revistas del corazón” en todos los kioscos, el sitio web, la app o el fragmento de un programa radial o televisivo.

El contenido nunca es determinante, oscila en la ambigüedad para evitar el desencanto de quien lo consume, lo dice todo pero en realidad no dice nada.


Los precios son tan variados como la gente que los consume. Los hay gratuitos al grupo consumidor vía los portales de información más seguidos, de bajo costo a través de líneas telefónicas de pago por minuto o mensajes de celular, mediante plataformas tecnológicas con cargo a su tarjeta de crédito, a precio de libro de temporada o pagados por la publicidad televisiva y radial como un servicio a sus audiencias.


Es gracias a su tamaño que la industria del horóscopo es tierra fértil de dinero pues muchos desean saber el futuro, sea cual sea la edad, el estilo de vida, el nivel de ingresos, la profesión y las creencias.


El horóscopo, el publicado en un periódico o el que dicta la astróloga de moda, se convierte en un reductor de la incertidumbre, en un satisfactor de la necesidad de seguridad, entre más. Dada la tendencia de los seres humanos hacia lo místico, religioso y mágico, el horóscopo será siempre demandado. Difícilmente podemos pasarlo de largo, independientemente de creer o no en la astrología.

Los programas matutinos de revista exhiben una y otra vez el spot de la línea de las estrellas. Los informativos del espectáculo acuden al astrólogo de cabecera para conocer el futuro de los famosos.


Estamos frente a una industria que conoce perfectamente a sus audiencias y que responde a un plan orientado a entender y atender la preocupación central de su mercado: el futuro… previo pago por saberlo.


Usted, lector o lectora, ¿ya revisó su horóscopo?

25 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo