• Gabriel Zaldívar

Princesas del siglo XXI

Las princesas se muestran recatadas, obedientes y sonrientes, se encargan de que el castillo luzca impecable y, sobre todo, que lo que pase dentro del castillo no se sepa en el exterior, y ¡claro! las princesas esperan un final feliz.


Durante su vida, una princesa es entrenada para aprender a comportarse y actuar de ciertas maneras en diferentes situaciones. Cuando el rey habla, la princesa guarda silencio porque su opinión “no es importante”. Cuando hay problemas la princesa se queda en casa haciendo labores domésticas para que cuando el rey pida algo lo tenga al instante y cumpla con el estereotipo de una verdadera princesa.


Las princesas anhelan a su príncipe azul, el que cruzará cielo, mar y tierra por ella. Lo que las princesas suelen ignorar que el príncipe puede convertirse en un ogro al caer la noche y el mundo color rosa puede desvanecerse.


Ser princesa en el siglo XXI es complicado y riesgoso. Muchas mujeres enfrentan al ogro de manera constante con ataques de furia y agresiones físicas “que ella provocó”.

Otras princesas enfrentan la lucha diaria por llegar al castillo de noche pues los ogros y lobos están al asecho, para abusar de ellas y dejar sus cuerpos sin vida en una bolsa de plástico. Pero ¿quién las manda salir de noche?


Nosotras, las mujeres de este país, somos solo un objeto sexual y desde ahí se explica la violencia familiar y el feminicidio como “pan de cada día”.


En lo que va del año en nuestro país, según el Sistema Nacional de Seguridad Pública (SNSP), se han reportado 20 mil 232 casos de violencia familiar hasta el mes de marzo, sin embargo, estas cifras aumentan todos los días debido a la contingencia por el coronavirus.


Las víctimas están siendo atacadas en sus hogares y las autoridades no brindan una solución eficaz. No solo la vida de mujeres está en riesgo, también la de niños, niñas y adolescentes.


Según el Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública (SESNSP) y el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI), en México 10 mujeres son asesinadas diariamente. De acuerdo con la Red por los Derechos de la Infancia México (REDIM), 1 de cada 10 feminicidios se comete contra niñas y adolescentes menores de 17 años. Mientras que la Encuesta Nacional sobre la Dinámica de las Relaciones en los Hogares (ENDIREH) indica que de las mujeres mayores de 15 años el 66% sufren de agresión física (34%), emocional (49%), económica (29%) o sexual (41.3%), y los escenarios en los que estas agresiones se presentan son espacios tanto públicos como privados.


La violencia contra las mujeres y niñas en México es alarmante, principalmente en el Estado de México, no obstante ninguna alcaldía o municipio pueden sentirse libre de pecado pues diariamente las mujeres sufren de violencia e incluso son atacadas en el transporte público, otras son encontradas descuartizadas en Ecatepec, unas más se reportan desaparecidas en alcaldías como Gustavo A. Madero, Iztapalapa, Naucalpan y Tlalpan.


Es prioritario garantizar la seguridad de la mujer en nuestro país. Debemos frenar la violencia que está matando a miles de mujeres, es momento de que las princesas alcen la voz o ¿sigues creyendo que ser princesa es cosa fácil?


* ITZEL ANGUIANO: Es estudiante de la licenciatura en Ciencias de la Comunicación en la Universidad Autónoma Metropolitana (UAM). Cuenta con experiencia en producción de medios y mensajes para diversas plataformas. Actualmente es becaria en GZ Comunicación.

56 vistas
2020. Derechos Reservados.                                                                                       GZ Comunicación S.C.