top of page
  • Foto del escritorGabriel Zaldívar

Habemus Estado

En los primeros ocho días, después del impacto del huracán en las costas de Acapulco, las y los opinadores de los medios masivos de información se dedicaron a impulsar la narrativa de NO HAY ESTADO, misma que aún permea algunos discursos de los autodenominados líderes de opinión.


La premisa de NO HAY ESTADO muestra su ignorancia conceptual, de inicio, y un articulado discurso orientado al ataque antes que al análisis. Aprovechan la trágica coyuntura para generar una percepción de realidad que nada tiene que ver con lo que ocurre. Desmontemos el anatema.


Periodismo de opinión, Artículos, Profesor, Investigador, Consultor, Empresario, GZSoyLoQueHago, GZSLQH, Gabriel Zaldívar, Agencia Comunicación Estratégica, GZComunicación, Comunicación de Vanguardia, Comunicación, Estrategia, Vanguardia, Escala Humana

La palabra Gobierno es relevante para conocer, comprender y diferenciar al Estado. Heller, Platón, Hobbes, Rousseau, Weber, Engels, Marx, entre muchos, son autores que pueden darnos su definición y particularidades en la concepción de Estado.


En términos generales, cuando hablamos de Estado nos referimos a una forma de organización social sistematizada por instituciones y organismos de gobierno que regulan la vida comunitaria dentro de un territorio nacional. La operación de dichas instituciones es responsabilidad del Gobierno. El Gobierno en turno garantiza la operación del Estado.


Cada Gobierno hace uso de diferente manera de las instituciones del Estado, esto en correspondencia con un programa de gobierno que considera más relevantes unas instituciones que otras, creando nuevas y liquidando las que para su proyecto nacional resultan innecesarias.


Al Estado le da vida y validación el surgimiento e incorporación institucional de las nuevas demandas sociales, económicas y políticas. Un Estado que se reforma es condición necesaria para garantizar la operatividad del Gobierno. Apostar por un Estado inamovible es una conceptualización teórica que refleja resistencia al cambio social e incomprensión o desconocimiento del proyecto de Gobierno de quien en su turno tiene la conducción del Estado.


El gobierno actual desarticula organismos del Estado que son considerados irrelevantes. Por sus millonarias partidas presupuestales y los magros logros alcanzados resultan inoperantes en el plan del gobierno en funciones. Por su parte, los partidarios de la democracia liberal o los favorecidos discrecionalmente con los presupuestos de estas instituciones lo consideran una afrenta confundiendo y desvirtuando la comprensión de la acción.


Workshop, Taller, Comunicación Estratégica, Capacitación, Comunicación de Vanguardia, GZ Educación, Agencia de Comunicación Estratégica, Comunicación, Capacitación, Estrategia, Vanguardia, GZ Comunicación, Gabriel Zaldívar, Escala Humana

Los análisis ponderados y equilibrados para acciones como estas no abundan. Opinadores de medios masivos quedan sesgados por intereses cupulares que hacen de su argumentación algo irrelevante.


La discusión Estado vs. Gobierno es de una profundidad y longitud superada en tiempo y espacio por las breves líneas disponibles ahora, pero suficientes para el reconocimiento de la ligereza mediática, en el caso Acapulco, de afirmar que no hay Estado, una más de las barbaridades de los opinadores mediáticos y académicos patrocinados por quién sabe quién.


En Acapulco hay Estado y Gobierno. Las acciones gubernamentales presentadas en días previos, que articulan las tareas de las instituciones del Estado, echan por tierra una narrativa sin constructos conceptuales. Quedará para más adelante la valoración de la suficiencia de las instituciones del Estado y las acciones del Gobierno.

17 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


bottom of page