top of page
  • Foto del escritorGabriel Zaldívar

Homofobia y currículo oculto

Mauricio, su novio y otra pareja de hombres homosexuales se unieron a la celebración del fin de la temporada de exámenes. El festejo, entre estudiantes universitarios, se llevó a cabo en un local de comida y cerveza en los alrededores del espacio dedicado a su formación profesional, uno de esos lugares que no entendemos cómo lograron posicionarse casi como anexos de la escuela con la que comparten público.


En la convivencia, Mauricio y su pareja se besaron, como siempre. La reacción de un comensal fue la nariz rota y una intervención quirúrgica y estética para Mauricio. Esta realidad social que incluye a la educación universitaria, se reproduce en hechos con o sin violencia física.


Cuando Benjamín caminaba por los pasillos de su universidad, luciendo un ‘bolso’ que la moda ha posicionado como accesorio útil y necesario para un hombre, un profesor gritó en el pasillo durante el cambio de clase: “¡Qué onda con tu bolsa!, ¿qué no había para hombre?”.


Periodismo de opinión, Artículos, Profesor, Investigador, Consultor, Empresario, GZSoyLoQueHago, GZSLQH, Gabriel Zaldívar, Agencia Comunicación Estratégica, GZComunicación, Comunicación de Vanguardia, Comunicación, Estrategia, Vanguardia, Escala Humana

Campos (2008) se encargó de realizar una revisión entre estudiantes de medicina -en Colombia- para concluir que “la homofobia es más marcada en varones y en quienes informan convicciones religiosas conservadoras. La actitudes de estudiantes de medicina hacia homosexuales están altamente relacionadas con el contexto social y cultural” (p. 122).


En tanto, en Puerto Rico, Villanueva (1995) y García (1984) han seguido el tema en sus tesis de maestría, para explicar tendencias actitudinales entre estudiantes universitarios en relación con la homofobia. Morrow y Gill (2003) testifican los comportamientos homófobos en profesores y alumnos en su investigación entre estudiantes estadounidenses.


La homofobia es una más en la lista de las fobias, está sustentada en la aversión a ciertos seres humanos. Esta patología, generadora del Día Mundial contra la Homofobia, a recordarse cada 17 de mayo, “puede parecer algo instintivo, como ocurre con el temor al fuego, pero no lo es. Es un fenómeno cultural que no es universal, ni toma las mismas formas, ni tiene el mismo significado en todas partes” (Castañeda, 2001, p. 109).


La homofobia está en el Currículo Oculto en algunas escuelas. El término Currículo Oculto, acuñado en la década de los 60 por Jackson (1991) va de la mano con el de Currículo Oficial y Currículo Transversal, siendo el Currículo Oficial esas enseñanzas declaradas en los objetivos académicos y el Transversal esta serie de aprendizajes que surgen al cursar el Currículo Oficial.


El Currículo Oculto es “un contenido que puede hallarse en contradicción o bien reforzar sus intenciones manifiestas… pero que no está públicamente reconocido. (Stenhouse, 1991, pp. 73-74).


Este Currículo Oculto es la combinación de tres factores: la multitud, el elogio y el poder, condicionantes para que un alumno se desarrolle exitosamente en la vida escolar. La interacción de estos tres valores produce efectos que “no fueron previstos por la institución o el docente y tampoco había una conciencia de lo que se estaba formando en los alumnos” (Díaz, 2005).


Esta disonancia entre enseñanzas, estos “cálculos deterministas y económicos del programa oculto son en sí mismos elementos de la reproducción implícita, a nivel ideológico, de las perspectivas que se necesitan para la legitimación de la desigualdad” (Apple, 1994, p. 83).


“La violencia es uno de los principales textos del currículo oculto, pues las interacciones personales, sociales y educativas en que se funda y que reproduce están mediadas y expresan tanto la cultura escolar particular” (Maceira. 2005, p. 199) y la homofobia es una de esas violencias.


Maceira hace hincapié en el lenguaje como un arma llena de “agresiones que reflejan actitudes sexistas y homofóbicas” (p. 202), en cuyo estudio “se identifican también actitudes de homofobia que se traducen en hostigamiento, amenazas e incluso tortura de aquellos hombres que no se consideran suficientemente masculinos” (p. 203).


Para abatir el problema, los docentes debemos fijar la atención en el Currículo Oculto para “indagar el por qué y el cómo de sus acciones en el aula, podrían asumirse, transformarse y erradicarse muchos elementos del currículo oculto que conducen a prácticas educativas antidemocráticas, sexistas, homofóbicas, clasistas, etcétera.” (pp. 219-220).


Aunado a la premisa fundamental de insistir en la investigación sobre la producción y reproducción de la homofobia en el Currículo Oculto, el aliento fundante para esta reflexión es la apuesta por una educación incluyente y respetuosa de la diversidad.


Si desea leer el texto completo de Homofobia y currículo oculto, presentado en el 1er. Congreso Internacional en la Red sobre Interculturalidad y Educación, para el Ilustre Colegio Oficial de Doctores y Licenciados en Filosofía y Letras y Ciencias puede ingresar a https://independent.academia.edu/GabrielZald%C3%ADvar

14 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Комментарии


bottom of page